Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10 diciembre 2010

Indiscutiblemente ambas cosas van de la mano, es decir, uno empieza desarrollando una actividad que le gusta, le enamora y sigue con ella por que se siente bien haciéndola. Hasta ahí vamos bien. Si además te recompensan por ejecutarla, te valoran y te sirve para salir adelante económicamente, la cosa está clara, sigues con tu actividad. Muchos no llegan a esta segunda parte de profesionalismo pero aún así siguen enamorados de su deporte y siguen practicándolo y gracias a ellos se ha hecho del atletismo un deporte “popular” en su acepción de “forma de cultura considerada por el pueblo propia y constitutiva de su tradición”.

El paso siguiente es enamorarse de la vanagloria, no del deporte en sí sino de los éxitos y de lo que todo esto conlleva, algo que lamentablemente, va con la forma del ser  humano.

Pienso que hay varias clases de atletas y podría distinguir entre: atletas que tratan de seguir manteniendo viva su afición-profesión siguiendo adelante económicamente como puedan (y no a cualquier coste) y atletas (y ex atletas) que tratan de enriquecerse (o seguir haciéndolo) mediante un medio (deporte-profesión) que seguramente un día amaron y que pueden que aún lo sigan haciendo aunque sea de una forma que desde fuera no entendemos.

Muchas más cosas podrían decirse, una visión que se clarifica y una forma de vida que cada uno puede elegir hoy y siempre.

Anuncios

Read Full Post »